Internan menor que abusó de su sobrino de 7 años

Compartir

El Segundo Juzgado Especializado de Familia de la provincia de San Martín-Tarapoto, a cargo del magistrado Hugo Rimachi Huaripaucar, en audiencia virtual, impuso la medida socioeducativa de internamiento por dos años al menor de iniciales J.A.L.P (15), por infracción penal contra la libertad sexual en la modalidad de violación de menor de edad en agravio de L.S.J.J. (7).

La sanción será cumplida en el Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación “José Abelardo Quiñonez Gonzáles” de la ciudad de Chiclayo, la misma que será contada desde la fecha en que sea objeto de ubicación y captura. El magistrado también impuso S/ 1 mil 500 de reparación civil para la víctima.

En el contexto de la emergencia sanitaria que se vive por la propagación del COVID 19, el juez considera pertinente dictar las siguientes medidas excepcionales para los fines de la captura, puesta a disposición del sentenciado y su posterior internamiento:

-Ordenar al personal que esté a cargo de la ubicación, captura, custodia e internamiento del sentenciado, estar en todo momento protegido a través del uso de guantes y mascarillas adecuadas a las normas y protocolos de calidad en su fabricación.

-Ordenar por intermedio del centro juvenil, que el adolescente investigado sea provisto de guantes y mascarillas que cumplan con las normas y protocolos de calidad en su fabricación.

-Ordenar al centro juvenil que el sentenciado deba efectuarse la prueba del COVID 19, para lo cual deberá oficiarse al centro de salud de la localidad para realizar la prueba de descarte, debiéndose, de ser el caso, velar por el cumplimiento de los protocolos sanitarios correspondientes, según corresponda.

Cabe indicar, que los hechos sucedieron el 23 de julio de 2018 cuando el abuelo del menor agraviado tomó conocimiento que su nieto menor de iniciales L.S.J.J. (07) había sido víctima de actos de índole sexual, ya que este le contó que su tío, el adolescente investigado, lo ultrajaba sexualmente, hecho se repetía todas las veces que el menor quería ir a jugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *