Disminuyen Casos positivos COVID-19

Compartir

“Estamos en la fase de descenso de la pandemia. Si bien todavía existe presencia del virus, la positividad está disminuyendo en todas las regiones y es muy posible que la próxima semana la transmisión sea baja o muy baja. Lo que debemos hacer ahora es intensificar la vigilancia epidemiológica para tomar medidas de control ante nuevos casos sospechosos”, informó el viceministro de Salud Pública del Minsa, Luis Suárez Ognio.

Durante la primera conferencia de prensa Viernes Informativo, del Minsa, Suárez Ognio precisó que el ministerio ha enviado 300 000 pruebas moleculares a diferentes regiones del país a fin de que las personas sintomáticas o con sospecha de haber contraído el virus lleguen a los establecimientos de salud y accedan a la prueba molecular y, en consecuencia, se pueda advertir tempranamente un eventual incremento en la transmisión del virus en las diversas ciudades y provincias del país.

Sobre las cifras de fallecidos, el funcionario manifestó que este indicador también se encuentra en franco retroceso, sobre todo en regiones como Tacna, Cusco y Moquegua, donde las defunciones reportadas están regresando a lo esperado históricamente.

“Habitualmente teníamos 2000 muertes semanales por todas las causas, esto empezó a incrementarse y llegamos a tener más de 6000 defunciones, triplicándose la mortalidad general. Aunque todavía hay una brecha, lo que vemos en las últimas semanas es una disminución sostenida “, señaló.

El viceministro de Salud Pública señaló que la reducción de defunciones se da por un mejor acceso a los servicios de salud y porque los esquemas de tratamiento han ido mejorando. “Fuimos aprendiendo sobre la marcha”, comentó.

 

En otro momento, dijo que es imposible garantizar que los indicadores se mantengan siempre a la baja, ya que esto dependerá de que la población no relaje las medidas, que los servicios de salud fortalezcan sus capacidades para detectar el virus de forma temprana y que las personas afectadas por la COVID-19 reciban atención y tratamiento tempranos.

Asimismo, frente a la posibilidad de una segunda ola pandémica, el viceministro Suárez incidió en la importancia de identificar la cantidad de población susceptible a enfermar en un área geográfica a través de los estudios de seroprevalencia, como el que se hizo en Lima y Callao y determinó que el 25% ya tiene anticuerpos.

“En las próximas semanas se empiezan a hacer en diferentes regiones y antes de fin de año debemos tener el mapa de todo el país para conocer en qué lugares hay mayor proporción de susceptibles e insistir con las medidas hasta que logremos vacunar a la población”, puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *