“Es inhumano que investigados sean expuestos como prisioneros de guerra”

Compartir

La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, dijo que las detenciones a los vinculados con el caso Richard Swing le trajo recuerdos respecto de su detención en el 2018 y pidió que cesen estas acciones con las personas bajo investigación.

A través de su cuenta de Facebook, sostuvo que las detenciones le hicieron recordar la suya en 2018 por el caso Odebrecht, debido a que se le mostró con un chaleco con la palabra detenido, acción que fue repetida el viernes 2 de octubre y que calificó de “inhumana”.

“Ver las detenciones preliminares me recuerda los duros momentos que viví el 2018. Y no puedo quedarme callada. Es inhumano que los investigados sean expuestos como prisioneros de guerra y con un chaleco que dice detenido”, dijo.

En esa línea, la excandidata presidencial manifestó que, si bien es necesaria una investigación sobre este caso, primero “está la dignidad de las personas y el dolor de sus familias”. Agregó que estos investigados y detenidos preliminarmente son inocentes hasta que se demuestre lo contrario.

Sostuvo además que en su caso hubo pronunciamientos de diversos sectores en contra de lo que consideró un “maltrato”, por lo que pidió a las autoridades correspondientes que dejen de recurrir a estas acciones con los investigados.

Trump tuvo un acto en Miami, sin mascarilla ni distanciamiento, 6 días antes de su positivo

El presidente Donald Trump estuvo en el sur de la Florida para participar en un acto de campaña con empresarios hispanos. Fue en el complejo hotelero Trump National Doral y estuvo expuesto a cientos de personas.

Su equipo médico no ha dicho dónde se contagió el mandatario, pero fue 6 días después de que se confirmara su positivo en coronavirus.

Además de Miami, también estuvo visitando otras ciudades y estados. Ahora los profesionales sanitarios están en contacto con las personas con las que pudo estar en contacto el presidente. Willy Guardiola, presidente de Trump SignRallies, fue uno de ellos.

“Estaba más enérgico que nunca”, dijo sobre cómo vio al presidente. Por el momento, Guardiola no piensa en hacerse la prueba, aunque si empieza a tener síntomas acudirá a un centro de salud para someterse al diagnóstico de la COVID-19. “Si empiezo a sentirme un poco lento, me haré la prueba, pero me siento bien”, comentaba.

Se desconoce si Trump ya se había contagiado cuando visitó Miami, pero lo cierto es que en ese evento estuvo en contacto con sus seguidores sin respetar la distancia social y sin llevar mascarilla.

En las últimas semanas, Trump ha visitado Florida, Georgia, Virginia, Pensilvania, Minnesota, Cleveland -donde participó en el debate- y Nueva Jersey.

“En un solo día estuvo en tres estados. ¿Qué tan difícil va a ser rastrear a todos?”, se resignaba el hombre.

Ahora la pregunta es saber dónde pudo contagiarse el presidente y a quién se lo transmitió, una difícil tarea del equipo médico de la Casa Blanca. “Con suerte será algo leve y lo superará, estoy rezando por él”, agregaba Guardiola.

El Departamento de Salud de Florida no ha dado detalles sobre si está haciendo algún esfuerzo para ponerse en contacto con las personas que estuvieron en contacto con el presidente Donald Trump para que se hagan las pruebas como medida de precaución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *