HOSPITALES MORTALES

Compartir

La oficina de la Defensoría del Pueblo – Loreto, advirtió que los servicios de neonatología del Hospital Regional de Loreto “Felipe Santiago Arriola Iglesias” y el Hospital de Apoyo Iquitos “César Garayar García” atraviesan por una situación crítica.

Agrega que esto ocurre debido al desabastecimiento de medicamentos e insumos, equipos deteriorados, infraestructura en mal estado, falta de pago al personal de salud, entre otros problemas, que evidencian un riesgo para la vida de recién nacidos.

Durante una supervisión realizada, por un equipo de Defensoría, a las unidades de cuidados intensivos (UCI), unidades de cuidados intermedios (UCIN), así como a las áreas de alojamiento conjunto y atenciones inmediatas de ambos hospitales, se identificó que en el Hospital Iquitos las instalaciones eléctricas se encontraban  expuestas y los techos estaban muy deteriorados, advirtiéndose que estos ambientes no reúnen las condiciones para garantizar la prestación del servicio de salud.

Se alertó también que, solo cuentan con cuatro cunas cerradas y dos ventiladores mecánicos, una servocuna y una cuneta acrílica, lo que resulta insuficiente para la atención de partos simultáneos, incluso las cunetas de los recién nacidos están hacinados a menos de un metro de distancia, además no cuenta con el medicamento surfactante pulmonar necesario para atención a recién nacidos con problemas pulmonares.

Este desolador panorama se repite en el Hospital Regional donde se verificó que 6 incubadoras cerradas se encuentran inoperativas, sólo cuentan con un equipo de oxímetro de pulso, situación constituye un riesgo de infección cruzada. Además no cuentan con el medicamento para nutrición parenteral total, tampoco tienen sensores de oxígeno y sonda de flujo para los ventiladores mecánicos.

En ambos establecimientos de salud, se advirtió la necesidad de un mayor número de incubadoras y ventiladores mecánicos, así como la provisión de insumos necesarios para la atención de los recién nacidos en cuidados críticos, tales como tubo endotraqueal de 3.5, equipo indispensable para la respiración asistida y de sensores de oxígeno para el monitoreo adecuado de la concentración de este medicamento durante la atención.

Ante esta crítica situación, se recomendó a la Dirección Regional de Salud (Diresa) Loreto gestionar la atención urgente de las necesidades de los servicios de Neonatología de ambos hospitales.

Finalmente, tras conocer que en ambos hospitales se estaría incumpliendo con las obligaciones laborales al personal de salud por las horas complementarias adicionales en la prestación de los servicios de salud, se instó a las jefaturas de los nosocomios a emitir las disposiciones necesarias para efectuar dichos pagos.  (Patrick López)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.