Defectos del trabajo doméstico invisible:

Compartir

El trabajo doméstico invisible, que va desde organizar los horarios de la familia hasta estar pendientes de las necesidades emocionales de los hijos, sigue recayendo mayoritariamente en las mujeres y eso deteriora tanto su bienestar como su salud mental, según un estudio.

“Aunque puede que las mujeres estén poniendo menos lavadoras, continúan teniendo la responsabilidad de asegurarse de que el detergente no se agote, toda la ropa sucia se lave y siempre haya toallas disponibles”, resumió Lucia Ciciolla, profesora asistente de Psicología de la Universidad Estatal de Oklahoma ( Estados Unidos) y autora del estudio publicado en la revista “Sex Roles”.

Las mujeres “están empezando a reconocer que todavía mantienen la carga mental del hogar, incluso si otros comparten el trabajo físico, y que esta carga mental puede pasar factura”, agregó Ciciolla