Policía muere jugando fútbol

Compartir

Un efectivo policial quien se encontraba en su día de “franco” y que participaba de una actividad deportiva en el campeonato de futbol de confraternidad, denominado “Exacom-2021”, organizado y teniendo a la vez como participantes a los ex alumnos del colegio “Comercio” de Pucallpa, falleció tras sufrir dos ataques de fuertes dolores en su pecho por Infección Focalizada, producto de un proceso Séptico Agudo, no tratado a tiempo.

El trágico hecho se produjo ayer en horas de la mañana, cuando la víctima Ladislao Díaz López de 51 años, quien tenía el grado de suboficial Brigadier de la Policía Nacional del Perú, quien laboraba en el Departamento Desconcentrado de Investigación Contra la Corrupción de Ucayali, había acabado de jugar con su equipo participante en un conocido local de alquiler de cancha gras sintética, ubicado en la intercepción de los jirones Adolfo Morey con Manco Capac, altura de la base naval de la Marina de Guerra, quien fue a los servicios higiénicos, llegando a la puerta sufrió un primer ataque de dolor que lo desvaneció e hizo caer pesadamente al piso, siendo ayudado por sus compañeros futbolistas.

Allí le brindaron los primeros auxilios del caso, pero como no se recuperaba aun y se quejaba de los fuertes dolores en el abdomen y pecho, decidieron trasladarlo de emergencia al hospital regional de Pública, siendo atendido por el médico de turno Edgar Hussein Campos Pezo, donde sufrió un segundo ataque de dolor y que este le causó la muerte, pese a los denodados esfuerzos que hicieron los médicos para salvarle la vida, siendo su diagnóstico Sepsis no Especificado-Infección de Etiología a Determinar.

Según versión de sus compañeros del Exacom, refirieron que conocían que el promocional Ladislao Díaz López, se encontraba en tratamiento médico, quienes aseguraron que algunas veces no le hacían participar en el jugar por temor de su estado de salud que se encontraba y aún más el temor de su sobre peso que tenía, ya que jugaba el futbol como “mediocampista”, pero ayer de tanto tiempo jugo sin presagiar que perdería la vida.
Se conoció que ayer mismo al mediodía sus familiares retiraron su cadáver de la morgue de la ciudad, y lo vienen velando en su domicilio, ubicado en la cuadra uno del jirón Rio Napo, como referencia altura de la cuadra tres del jirón Urubamba. El finado brigadier Díaz López, deja un gran vacío en la Policía de Investigación en Anticorrupción, quien también era abogado de profesión. (D.Saavedra)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.