“Pido perdón a la familia, no tuve la culpa”

Compartir

Tras la muerte del mecánico Jim Paul Guerra Barbarán, embestido por un camión conducida por Adrián Sangama Rosero, este último manifestó su inocencia, atribuyendo imprudencia del occiso porque aparentemente, pasó la luz roja del semáforo.

 

Es cierto que Adrián Sangama Rosero, después de impactar a la moto lineal con el mecánico y el menor a bordo, descendió del vehículo de carga pesada y en ningún momento abandono su responsabilidad.

 

El accidente de tránsito ocurrió a las 2:30 pm, en el cruce de la avenida Miraflores con Túpac Amaru. Adrián Sangama fue intervenido por la policía y derramó unas lágrimas sin creer lo que estaba viviendo.

 

La policía lo trasladó a la sede policial y al médico legista, luego le hicieron retornar al lugar del fatídico accidente de tránsito que acabó con la vida del mecánico Jim Paul Guerra, quien deja en orfandad a dos menores de edad. Allí manifestó a la policía que él no tuvo la culpa, y que cruzaba la vía cuando el semáforo estaba en verde.

 

Al finalizar la diligencia de los peritos y el representante del Ministerio Público, Adrián Sangama pidió perdón a la familia del occiso que mostraban fuertes escenas de dolor. “No tuve la culpa, pido perdón. No fue mi intención”.

 

Como se recuerda, el accidente de tránsito con consecuencia de muerte ocurrió en el cruce arriba mencionado. Los peritos y el representante del Ministerio Público demoraron, por lo que la familia los emplazaba. El chofer del camión lloraba y pedía perdón a los deudos. (Miller Murrieta)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.