Parque Nacional Sierra del Divisor se ve amenazado

Compartir

Miles de especies de fauna y flora se encuentran en el Parque Nacional Sierra del Divisor, que comprende más de 1,3 millones de hectáreas ubicadas entre las regiones amazónicas de Loreto y Ucayali, en la frontera de Perú con Brasil y los expertos consideran que integra uno de los más importantes corredores ecológicos del mundo.

A pesar de ello, dos proyectos en paralelo prevén la construcción de una carretera que dividiría el parque en dos y promovería la privatización del territorio, abriendo el camino para la deforestación, el ganado y la extracción de mineral, provocando graves consecuencias en la biodiversidad y comunidades nativas que habitan la zona.

La carretera en mención pretende unir Cruzeiro Do Sul (Brasil) con Pucallpa (Perú) promovida por el gobierno de Jair Bolsonaro y el Gobierno Regional de Ucayali.  Sin embargo, el nuevo proyecto parece tener la misma finalidad de la recordada Carretera Interoceánica, una costosa obra vial construida por la empresa brasileña Odebrecht, que debía impulsar el comercio entre los dos países, y que terminó siendo investigada por malos manejos en su ejecución, sin contar que solo promovió la pérdida de 177 mil hectáreas de bosques primarios.

Actualmente, las propuestas de construcción de la Carretera Pucallpa-Cruzeiro Do Sul son impulsadas por dos parlamentarios bolsonaristas del Estado del Acre en Brasil. La idea de la carretera fue asumida por el gobierno de Jair Bolsonaro (sin partido), que ya dio los primeros pasos para la construcción del lado brasileño, pero aún no se ha pronunciado sobre el proyecto de ley en trámite en el Congreso que revoca el Parque Nacional Sierra del Divisor.

Mientras tanto, líderes indígenas y ribereños afirman que hasta el momento no han sido consultados sobre la carretera como lo determina la legislación y prevén impactos socioambientales negativos.  “Estamos en contra porque sabemos que va a traer un fuerte impacto, mucha deforestación. Puede aumentar el acceso al contrabando. Y dejará nuestra tierra con mucho riesgo de contaminación”, afirmaron los indígenas de Brasil y Perú, quienes se comunicaron con un medio internacional para poder ser escuchados. (Claudia Rojas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *