Modificación del Fondo Camisea aumentaría asignación a Ucayali

Compartir

En Cusco, región con grandes yacimientos de gas natural, opera Camisea, el proyecto energético más importante del país. Los lotes 88 y 56, pertenecen directamente a Camisea. El primer lote es para el consumo directo y el segundo para la explotación.

Por el desarrollo del proyecto y que desde luego involucra la jurisdicción de la región.  Ucayali, recibe el Fondo de Desarrollo Socioeconómico de Camisea (FOCAM) creado por la ley N.º 28451.

Pero en la zona existen dos lotes más que están prácticamente en estado de explotación, los cuales tienen similitud con el proyecto Camisea, y que ambos a la fecha no aportan ningún beneficio económico a Ucayali.

Se trata del lote 57 concesionada a la empresa transnacional Repsol, quien actualmente alimenta con 240 millones de pies cúbicos diarios de gas natural al proyecto Camisea. Y el lote 58, por otra parte, administrado por la CNPC (Corporación Nacional de Petróleo de China), declarado en etapa de producción y comercialización, pero por problemas de índole social está, por ahora, paralizado.

Para hacer una comparación y tener una idea de la dimensión del lote 57 de Repsol. el proyecto Aguaytía produce en promedio 40 millones de pies cúbicos diarios de gas natural. Mientras que Repsol 240 millones de pies cúbicos por día, seis veces más.

Entonces, la Dirección Regional de Energía y Minas desde el año 2017, ha estado haciendo la evaluación correspondiente para ver de qué manera pueden integrar como un fondo económico la actividad de estos dos lotes.

Como tienen un mismo circuito del proyecto Camisea en la parte logística —el material llega al puerto del Callao, después se enrumba por vía terrestre a Pucallpa y de ahí surca el río Ucayali, el Urubamba y el Tambo, hasta llegar a la zona del desarrollo de sus actividades— también deben aportar un fondo de desarrollo socioeconómico a la región Ucayali.

En ese sentido, elaboraron el proyecto y pidieron la modificación del artículo 2 de la ley del FOCAM, para así involucrar a estos lotes en el fondo de compensación de Ucayali. La iniciativa fue presentada en octubre de 2018 y a la actualidad cuenta con una opinión favorable de la Comisión de Energía y Minas; y de Economía, Banca, Finanzas e Inteligencia Financiera del Congreso.

“Estas dos etapas de la propuesta han sido superadas y solamente quedaba la aprobación en el pleno del Congreso. Cuando se tenía todo listo para su aprobación, sucede la disolución del Parlamento, dejando prácticamente sin cumplimiento de nuestras aspiraciones”, lamenta Luis López Zevallos, responsable del Área de Hidrocarburos de la Dirección Regional de Energía y Minas.

Aunque está paralizado, el proyecto de ley sigue vigente. Lo que sigue será gestionar con los actuales congresistas y a través de ellos solicitar una reunión en el pleno del Congreso para ver la conclusión del proyecto presentado.

“Esto involucraría una inyección de dinero a la región Ucayali, tal como se tiene del proyecto Camisea, sería de dos lotes 57 y 58. Eso es lo que nosotros estamos trabajando desde el Área de Hidrocarburos de la Dirección Regional de Energía y Minas”, dice López.

MÁS DINERO

También tiene en carpeta una acción similar con el lote 131, ubicado entre Ucayali, Huánuco y Pasco, que concesiona actualmente Cepsa, teniendo en cuenta que desarrolla sus actividades en un 100 por ciento por intermedio de la región Ucayali.

El crudo que exportan tiene su fin en la refinería de Iquitos. Haciendo uso de las vías terrestres y fluviales de la región. En base a eso solicitarán un fondo de desarrollo socioeconómico por el desarrollo de actividades del proyecto de Los Ángeles 1X. (A. Segovia).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.