“Los mandaron sin chalecos salvavidas”

Compartir

El día de sábado 26 de diciembre de 2020, aproximadamente a las 9:40 a.m. en circunstancias que el personal de la UMAR N° 3- CANTAGALLO, se desplazaba vía fluvial del puerto del Reloj Público en la ciudad de Pucallpa hacia su base, sufrieron un accidente ocasionado por el paso cercano de una embarcación de mayor envergadura lo que ocasionó el naufragio del bote con sus 8 tripulantes, debido al oleaje que generó la otra embarcación de mayor tonelaje.

Sin embargo, solo se lograron salvar a 6 de los tripulantes, de los cuales 2 soldados se encuentran desaparecidos. Ellos fueron identificados como Soldado SMV Tananta Monteluisa Diego Armando (19) y Soldado SMV Cauper Vásquez Jair Luis (20).

EJÉRCITO PERUANO SE PRONUNCIÓ

El Ejército del Perú al saber de la noticia tuvo el apoyo del personal de la Capitanía de Puerto de Pucallpa y personal militar del COAR, iniciando la búsqueda en las inmediaciones del puerto del Reloj Público con embarcaciones de la Marina de Guerra del Perú. En el transcurso de esa tarde con el apoyo de la Aviación Policial se continuó con la búsqueda vía aérea con helicóptero.

Asimismo, desde el domingo pese a las condiciones meteorológicas se continuó con la búsqueda de los soldados desaparecidos por vía fluvial y se continuar con la búsqueda por vía aérea.

FAMILIARES DENUNCIAN NEGLIGENCIA

Los familiares de estos jóvenes afirman que nunca fueron avisados sobre la desaparición y que se enteraron por medio de las redes sociales, Además, responsabilizan al comando del Asentamiento Rural del Ejército Peruano por enviar a los militares de una forma informal en una pequeña embarcación hacia la base de Cantagallo.

Mientras tanto, Luciola Vásquez Ventemilla madre de Luis Jair Cauper Vásquez, refirió que desde que ocurrieron los hechos las autoridades competentes no les dieron el apoyo necesario para la búsqueda de las personas desaparecidas: “El día sábado me enteré de esta noticia por las redes sociales y traté de buscar información de lo ocurrido, de las cuales nadie me la dio. A las 11 am de ese mismo día, la capitanía de puerto me dijo que la búsqueda de los desaparecidos se había suspendido para el día domingo (ayer)” refirió la madre de familia.

Ella asegura que su hijo no sabía nadar y que la embarcación no contaba con chalecos salvavidas, por lo que su hijo quedó desprotegido. Además, Jair recién tenía 25 días de haber ingresado servir a su patria y Diego tenía recién un mes, jóvenes inexpertos que fueron mandados a cubrir una actividad social en la base de Cantagallo.

Hasta el cierre de esta nota aún no se encuentran a los jóvenes desaparecidos. Por ello, los familiares de los dos desaparecidos piden el apoyo de todas las autoridades y de la población en general para que puedan hallar sus cuerpos y darles cristiana sepultura.  Pueden comunicarse inmediatamente a los siguientes números: 960393158 – 974029691 y 997722073. De antemano los familiares agradecen la ayuda brindada.(Claudia Rojas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *