Hay 13 narco pistas en CC.Nativas

Compartir

Durante los últimos años las actividades del narcotráfico han incrementado en la región Ucayali y también ha crecido exponencialmente el número de pistas clandestinas para el transporte de droga, que demuestra el aumento de la producción ilícita.

Según informaron las autoridades regionales, los aeródromos ilegales suman 46 hasta la fecha, de los cuales 13 se encuentran ubicadas en terrenos que pertenecen a las comunidades indígenas. Por ello, la Policía Antinarcóticos propone la instalación de bases antidrogas, aumentar el personal y dotar de helicópteros, embarcaciones y vehículos para proteger a la población indígena.

“Son pistas de 40 a 70 metros de ancho y 600 a 1.500 metros de longitud. Sirven para que las avionetas saquen la droga fuera del país”, explicó el gerente regional forestal y de fauna silvestre del Ucayali, ingeniero Marcial Pezo Armas.

MUERTE Y DESTRUCCIÓN

Desde el 2015 hasta la actualidad, los narcotraficantes han asesinado a 10 dirigentes de comunidades indígenas que exigieron la salida de los cocaleros que alimentan al narcotráfico y defendieron con sus vidas sus territorios.

El distrito de Antonio Raymondi ubicado en la provincia de Atalaya, alberga a 37 comunidades indígenas en total, en donde se han identificado 17 pistas clandestinas del narcotráfico. En Masisea 9, en Sepahua 7, Curimaná 5, Iparía 4, Tahuania 3 y uno en Padre Abad. Mientras que, los dirigentes de esas zonas son amenazados a diario por las organizaciones criminales que se han instalado en las zonas cocaleras de Ucayali.

“Las plantaciones ilegales de coca reducen la cubierta forestal e incrementan el proceso de deforestación y contaminación de suelos y agua en toda la región Ucayali. Por esa razón es de suma urgencia la intervención del Ministerio Público y la Policía”, finalizó el gerente regional forestal de Ucayali, Marcial Pezo. (Claudia Rojas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *