Enfermera falleció por un infarto

Compartir

La Técnica en enfermería Adela Lobera Silva (51), quien prestaba sus servicios en el área de Triaje Covid y Dengue del Centro de Salud San Fernando, falleció a causa de un infarto agudo de miocardio la noche del día lunes, de acuerdo al informe del certificado médico de defunción.

UNA MUJER AMOROSA Y ALEGRE

Adela nació en la ciudad de Pucallpa y cursó estudios secundarios en la I.E.E. Faustino Maldonado.  Sus familiares, amigos y compañeros de trabajo la conocieron como una mujer amorosa a Dios y a sus prójimos, también era muy alegre con su entorno.

Además, la enfermera Lobera amaba mucho su carrera ya que en sus redes sociales compartía mensajes de responsabilidad social para cuidarse del Covid-19.

LAMENTABLE NOTICIA

La noticia se dio a conocer a los medios de comunicación a partir de la medianoche, dejando en asombro a algunos de sus familiares quienes se habrían comunicado con ella en la tarde del día lunes 22 de febrero.

“No sabes que dolor tan inmenso me causa tu partida tan repentina tan rápida y nosotras haciendo planes que ibas a estar conmigo el día que llegue el momento de tener a mi bebé (…) Ayer (Lunes) conversamos en la tarde sobre algunas cositas y enterarme a las once y media de la noche que ya no estás aquí me mató por completo”, expresó Karolay Valera, sobrina de la occisa.

LLEGÓ A VACUNARSE

Cabe recordar, que el 13 de febrero la enfermera publicó muy alegre en sus redes sociales, que habría sido vacunada contra el Covid, recibiendo una dosis de la vacuna Sinopharm, siendo parte de los 72 trabajadores de salud que fueron inmunizados en su centro de salud. Sin embargo, esa publicación fue eliminada el día de ayer por parte de sus familiares.

PRONUNCIAMIENTO

Mientras tanto, Juan Carlos Salas, titular de la Dirección Regional de la Salud, por medio de una transmisión en vivo que brindó ayer al promediar las 4 de la tarde, se pronunció públicamente sobre el fallecimiento del personal de salud, del cual se enteró en horas de la mañana.

“Expresamos nuestras condolencias y nuestro mas sentido pésame a todos sus seres queridos (…) Lo que sucedió con la colaboradora, es que fue vacunada el día 13 de febrero y después de esos 30 minutos retornó a sus labores cotidianas, por lo que se esperó un efecto tardío que es de hasta 72 horas. Si al tercer día no hay ninguna reacción no se considera un efecto adverso de la vacuna”, dijo Salas. (Claudia Rojas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *