ENCARCELAN A PARRICIDA

Compartir

Lizbeth Irma Soto Hilario (19), la mujer que niega haber asesinado a su marido Luis Antonio Chávez Mattos, ha sido encarcelada con nueve meses de prisión preventiva, por disposición del Juez Jean Frank Tucto Santamaría, por el presunto delito de parricidio, que sanciona con 35 años de prisión.

Según versión contradictoria y nada creíble de la mujer, la noche del 23 de noviembre discutió agriamente con su pareja al interior de la habitación en el hospedaje “El cajamarquino”.Sin embargo, los testigos aseguran que nunca oyeron discusión alguna.

En un momento, según su ajustada teoría, ella ingresó al baño y cuando salió se encontró que su marido estaba tendido en el piso en medio de un charco de sangre y lo que ella hizo fue cubrir el cuello, abrazarlo y besarlo.

Su teoría se desmorona cuando el Ministerio Público, señala que tras el macabro asesinato ella trapeó el piso con la intención aparente de borrar evidencia de sangre en el cuarto y peor todavía cuando dijo que ella encontró a su marido agonizante… pero nunca pidió ayuda para auxiliar al agonizante y lo dejó morir, mientras se duchaba.

La mujer teje la idea que le crean que su marido se mató solo, algo que nadie se lo ha creído y más bien su versión ajusta la idea de que ella es la criminal que usando un cuchillo asesinó a su marido y que hasta el momento no registra arrepentimiento alguno.

El juez Jean Frank Tucto Santamaría, del Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria, admitió el pedido de la Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Coronel Portillo, que pidió nueve meses de prisión preventiva por delito de parricidio, que nuestra ley sanciona con 35 años de cárcel. J. Reátegui)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.