Atacaron nuevamente a empresa reforestadora

Compartir

Los trabajos de reforestación en Ucayali vuelven a ser blanco de ataques por parte de delincuentes armados. En la madrugada del sábado 8 de mayo, un grupo de aproximadamente 60 personas de los caseríos aledaños ingresó a la propiedad de la empresa Refinca, ubicada en el fundo ex Paramonga, provisto con armamento de largo alcance, escopetas y retrocargas.

Según el informe policial de la Comisaría de Campo Verde, dos trabajadores resultaron heridos con impacto de perdigones y otros más permanecen inconscientes en un centro de local por los golpes recibidos en la cabeza. En el lugar de los hechos, a la altura del kilómetro 50 de la carretera Fernando Belaúnde, los efectivos constataron que los invasores incendiaron cinco carpas utilizadas como dormitorios, ambientes de oficinas, tres tractores agrícolas, 1 tractor excavadora, un tractor tipo oruga, un camión y nueve motocicletas.

Este sería el último de una serie de ataques con armas de fuego registrados en Tournavista contra el proyecto de reforestación. Las autoridades sospechan que detrás se encontraría una organización criminal dedicada al tráfico de terrenos, la tala ilegal y el narcotráfico compuesta por dirigentes y ronderos de San Juan de Puayacu, junto con representantes de los frentes de defensa de Honoria.

El abogado de Refinca, Cristian Pezo, indica que “lo que ha sucedido es la ejecución de lo que dirigentes y ronderos de San Juan de Pumayacu y San Miguel venían comunicado en medios y redes sociales, que iban a atentar contra la empresa en caso de que la Dirección Regional de Agricultura de Ucayali (DRAU) no inscribiera el proceso de reversión. Es un hecho con aspectos criminales, realizado con dolo, alevosía y total ferocidad”.

En ese sentido, Pezo precisa que esas amenazas fueron hechas con nombre propio.  “Los responsables de estos ataques se tienen totalmente identificados, pues no es la primera vez que amenazan y atentan contra la empresa, inclusive hasta dentro del predio. Hay precedentes desde el 2019. Estas últimas semanas han salido en medios y en redes sociales, se han exhibido en sociedad profiriendo amenazas. Todos esos registros audiovisuales han sido entregados a la Fiscalía”, agregó.

Al respecto, Pezo señala que “estamos denunciando a estas personas por una pluralidad de delitos como usurpación agravada, tentativa de homicidio, lesiones graves y por banda criminal. Tienen una estrategia, táctica y modus operandi. Y también vamos a pedir garantías personales para los trabajadores de la empresa. Repudiamos de manera categórica y contundente estos actos. Nadie puede tomar justicia por sus propias manos”.

Entre los que estuvieron en la reunión con la DRAU, y que estarían incentivando las revueltas, figuran Cesar Burgos Reyna, Wilder Echeverría Garro, Tomás Huamán Becerra, Dolores Noriega Taricuarima, Héctor Ayala Huamán, Carlos Pisco Chumbe, Eduardo Rengifo Soregui, Jhon Villalobos Díaz, José Luis Pachecho García, Edgar José Quispe Lupaca y Javier Yupanqui Canales.

Asimismo, estarían recibiendo asesoría legal por parte de Habacu Penadillo Chávez, quien se ha manifestado a favor del proceso de reversión en múltiples ocasiones a pesar de que se ha demostrado su irregularidad en las instancias formales. Se trata de una maniobra legal que además fue calificada como “inconstitucional” y una “práctica común de las mafias dedicadas al tráfico de tierras” por el abogado constitucionalista Leopoldo López.

“Llegaremos a otras medidas y tomaremos otras instancias. Ya saben”, exclamó Smith Díaz, representante de las rondas campesinas. Asimismo, Miguel Pérez García advirtió que “no sé por qué no aprendemos a ser prevenidos. Estamos mal acostumbrados que cuando hay accidentes o muertes recién las autoridades toman acuerdos buenos. Hay muertos y hay soluciones. Para ellos es una diversión ver muertos”.

LOS ANTECEDENTES

Muchos de estos nombres, además, coinciden con los 14 imputados para los que la Fiscalía Corporativa Penal de Campo Verde se alista a pedir prisión por el delito de secuestro en agravio de cuatro trabajadores dedicados a la reforestación en julio del 2020.

Entre los involucrados figuran: Miguel Pérez García, Wilmer Echevarría Garro, Modesto Quispe Ccahuín, Wilber Ñaupa Guerreros, Delia Condoli Gamboa, Deivis Delgado Torres, Javier Yumbato Ramos, Jorge Mezarina Ibarra, Juan Espíritu Alania, Salume Soto Juipa, Feliz Curo Urbano, Luis Tananta Pérez, Roy Tananta del Águila y Eudencio Huerta Abad.

Actualmente, la Policía Nacional investiga denuncias por tala ilegal en Honoria y Campoverde. Una serie de imágenes dan cuenta de la rampante deforestación en las 300 hectáreas que conforman el predio ex Paramonga. En el primer caso, la denuncia interpuesta indica la depredación de boques de árboles maderables a la altura del kilómetro 23 de la carretera de penetración Tournavista, con vista al caserío Jericó.

Hasta el momento, ya son al menos nueve ataques con armas de fuego los que se han registrado contra el personal y las maquinarias de los proyectos de reforestación en esta zona desde agosto del 2019. La estela de violencia incluye lesiones por impactos bala, maquinaria reducida a cenizas y hasta símbolos terroristas como banderas de Sendero Luminoso como señal de amenaza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *