Ashaninkas de Brasil desconocen Encuentro Binacional

Compartir

A puertas de llevarse a cabo el supuesto evento bi nacional del pueblo Ashaninka de Perú y Brasil, los ashaninkas del estado Do Acre (Brasil) no avalan y desconocen la convocatoria hecha por el ex dirigente de ORAU, Reyder Quinticuari.

Señalan que el exdirigente fue sancionado por malos manejos económicos en la mencionada organización y que se encuentra bajo sanción de sus organizaciones.Además ha sido Denunciado por falsedad genérica.

El principal líder ashanika Benky Pianko del estado de Acre país vecino de Brasil en su carta de fecha 01 de octubre, enviada aclaran que desconocen y no avalan los malos procedimientos del ex dirigente Reyder Quinticuari por lo que prefieren retirarse y no valar esta convocatoria para no generar confusión en las poblaciones indígenas y evitar divisiones, teniendo en cuenta que los convocantes ya no gozan de legitimidad menos confianza de su población. Para mejor juicio y conocimiento se adjunta la carta de Apioxa.

Reyder Sebastián Quintiquari, ex presidente de la ORAU ha sido expulsado por el último congreso regional de los pueblos indígenas de la región Ucayali por haberse comprobado malversación de fondos y otras irregularidades en esta importante organización.

En su paso por ORAU entre los diversos líderes asháninkas se le designó a Sebastián Quintiquari que asuma la coordinación del encuentro binacional entre los pueblos ashaninkas del Estado Do Acre (Brasil) para consolidar la agenda de los pueblos indígenas fronterizos.

Se aclara a opinión pública, cuando las responsabilidades son asignadas a instituciones el cargo fenece cuando la persona deja el cargo, en este caso en señor Reyder Sebastián Quintiquari pretende sorprender a las autoridades públicas de nuestra región por intereses individuales ajenos al de su pueblo, intentando nuevamente vivir del pueblo y no quiere dejar la mamadera.

La iniciativa de integración entre los pueblos indígenas binacional Acre – Ucayali lo deben asumir los representantes legales y legítimos de las organizaciones indígenas y no un sujeto expulsado y sentenciado por sus organizaciones. (A. Segovia).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.