Alumno está alegre por regreso a clases

Compartir

Richard Guimaraes Canayo, es un alumno de 16 años que cursa el 5to de secundaria en la I.E. Alfonso Ugarte-B de la comunidad San Rafael ubicada en el distrito de Masisea en Ucayali, quien nos cuenta qué ha significado para él retornar a clases, tras 18 meses que se cerraron los colegios desde la llegada de la pandemia.

“Al regresar y reencontrarme nuevamente con mis profesores, con mis amigos fue muy bonito y me sentí muy alegre. Antes de regresar al colegio me sentía aburrido, no entendía las clases, no podía ver a mis compañeros, a mis maestros, me sentía triste, pero ahora estoy tranquilo de verlos nuevamente”, expresó.

 

 

El adolescente explica que el año pasado los profesores solo iban una vez a la semana a la comunidad para entregar separatas, lo cual no era suficiente para que puedan aprender. Mientras que las clases virtuales tampoco funcionaban porque la gran mayoría no tenía acceso a internet por la falta de conectividad.

“El año pasado no podíamos aprender porque acá en la comunidad no teníamos internet, no tenemos conectividad y fue difícil aprender. De manera presencial si se aprende mejor, porque así podemos preguntar a nuestros profesores sobre las clases o temas que no entendemos”, indicó.

Además, el estudiante detalla sobre cómo están aplicando las medidas sanitarias en su colegio para prevenir contagios de la Covid-19 en su centro de estudios. Asimismo, como se siente de convivir de nuevo con sus compañeros de clases.

“Aquí en el colegio todos nos cuidamos. Al ingresar a nuestras clases nos lavamos las manos con agua y jabón. Usamos las mascarillas, nos echamos alcohol y siempre mantenemos la distancia. Me siento bien de estar con mis compañeros, porque así podemos expresar nuestras opiniones, nuestras necesidades, nuestros sentimientos, como sienten ellos y como me siento yo”, destacó el alumno.

El adolescente planea que luego de terminar la secundaria, quiere estudiar diseño gráfico en la ciudad de Pucallpa, porque le gusta mucho dibujar y pintar.  Asimismo, otro de sus sueños es ser un cantante de cumbia y formar su propio grupo musical representando a Ucayali.

Es importante mencionar que la escuela de Richard forma parte del Proyecto DE Adolescentes, una iniciativa del Ministerio de Educación y UNICEF con la cooperación técnica y financiera del gobierno de Canadá.

Actualmente miles de niños en Ucayali vieron sus clases interrumpidas por la pandemia. Sin embargo, desde mayo de 2021 volvieron las clases presenciales los cinco días a la semana en Masisea, con las condiciones adecuadas de seguridad, devolviendo la sonrisa a decenas de estudiantes.

“Como adolescentes queremos que otros estudiantes también regresen a clases presenciales a sus colegios con sus profesores para que puedan estar alegres como nosotros”, finalizó. (Claudia Rojas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *