SECUESTRO con incógnitas

Compartir

La joven Alicia Castillo Pérez, funcionaria de la UGEL Bellavista ha sido liberada. Luego de 48 horas apareció sana y salva a su domicilio.

Esta importante noticia se dio a conocer ayer en horas de la tarde ante la felicidad de familiares y amigos, quienes se dieron cita al frente de su domicilio para transmitir la alegría de un final feliz.

La forma en que se dio la liberación al cierre de edición todavía es una incógnita.Se desconoce si es que la familia como su padre Dagoberto Castillo ha pagado o no el rescate de los secuestradores, ya que según información desde Fausa Lamista la joven llegó a su domicilio en un automóvil negro acompañado de su expareja, lo que ahora es materia de investigación.

La Policía de la División de Alta Tecnología al cierre de edición estuvo en la vivienda de la joven recabando información.

Ayer se dio cuenta sobre la intervención de dos personas, se trata del propietario del automóvil que fue utilizado en el acto delictivo y de otro sujeto que el que alquiló el vehículo en la localidad de Huicungo.

Se da cuenta que el propietario del vehículo al darse cuenta en las redes sociales que su vehículo fue utilizado para cometer el secuestro tal como se evidencia minutos antes del secuestro en la que al automóvil es captado por las cámaras de videovigilancia en San Pablo, acudió a la Comisaría de San Pablo, para dar cuenta del hecho, quedando detenido, dado que su testimonio será muy valioso para las investigaciones.

El otro detenido es Tobías Ruiz, uno de los presuntos implicados en el secuestro de Alicia Castillo Pérez, a este sujeto se le sindica de haber contratado el automóvil blanco que se había utilizado en el secuestro.

Tobias Ruiz es el nombre del llenador de la empresa de transporte “Los Rápidos de Huicungo”, quien fue intervenido como parte de las investigaciones por el secuestro de una joven trabajadora de la Ugel Bellavista.

Quien también sigue detenido, pero por ser testigo clave y por su seguridad es el motocarrista que conducía a la joven hacia Fausa Lamista, en el momento que ocurrió el secuestro.

Más Policías llegaron a San Pablo, y han cercado toda la zona, como son las vías de acceso hacia Bellavista y San José de Sisa, así como caminos de penetración.(A.García)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *