Pide sancionar corrupción de gestiones Bogarín y Noriega

Compartir

Moyobamba.-El ex dirigente del FEDEIMAM, Fidencio Alva Jarama, dijo ayer que  la corrupción del 2020, que produjo-según la Contraloría-  un perjuicio económico de más de 36 millones de soles tiene una particularidad siniestra y  está manchada de sangre, dolor, muerte y desesperación.

Citó  los casos de la ambulancia hechiza, la planta de oxigeno del hospital de Tarapoto y equipamiento médico del mismo hospital y el de Tocache, todos manejados por funcionarios del Proyecto Especial Huallaga Central Bajo Mayo.

Recordó que los responsables de ese millonario perjuicio económico fueron designados, en parte, en la gestión de Víctor Noriega y otros en la de Pedro Bogarín, como casos graves de daño al Estado y la población sanmartinense que tienen connotación criminal.

Recordó que los  informes están en manos de las procuradurías de gobiernos regionales y municipales, así como el de la propia Contraloría para que formulen las denuncias penales que el caso amerita.

Además, señaló que existe escepticismo de que se vaya a conocer la verdad, como sancionar a los responsables por parte del sistema de administración de justicia. Lamentó que en la región impera una monumental impunidad, quizá más grande que el grado de corrupción encontrado por la Contraloría en las unidades ejecutoras del gobierno regional de San Martín y municipalidades distritales y provinciales.  (J. Canales)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.