¿Cómo diferenciar síntomas de una alergia y la COVID-19?

Compartir

En esta pandemia por el nuevo coronavirus, muchas personas que sufren alergias pueden confundir los síntomas que tienen comúnmente con la COVID-19. Para aclarar estas dudas, Correo conversó con Alexandra Lokee, Gerente Médico de Alergias, Resfriado y Tos de Sanofi.

“Los síntomas de la rinitis alérgica son bastante limitados a la nariz. Hay congestión nasal obstrucción nasal, goteo nasal que siempre es de un moco color claro y estornudos. A veces da un poco de ojos llorosos y rojos, pero la mayoría de la veces es concentrado en la nariz”, expresó la especialista. Si el usuario tiene síntomas más graves como dificultad respiratoria, entre otras, debe acudir a un médico para que lo evalúe y descarte un posible caso de coronavirus.

“Cuando las personas tienen síntomas como malestar general, fiebre, dificultad respiratoria, dolor muscular, hay que buscar ayuda médica inmediatamente para saber si es otra enfermedad”, recomienda Lokee.

No dejar el tratamiento

Alexandra Lokee sugirió a los pacientes que sufren de alergias y otras enfermedades a que continúen con su tratamiento porque se desconoce cómo actúa la COVID-19 en dicha población.

“En ese tiempo de pandemia, para todas las personas que sufren enfermedades respiratorias, alérgicas o no alérgicas, ya sea bronquitis crónica, asma y rinitis alérgica, deben mantener su tratamiento porque no sabemos cómo esta enfermedad puede interactuar con la otra”, indica.

¿Cómo tratar una alergia?

Lo que debe hacer una personas que sufre una alergia es evitar el alergeno, que es la sustancia que detona todos los síntomas. Si aún no se sabe qué lo provoca, se debe acudir a un alergólogo para que realice pruebas en la piel de pacientes y así detectarlo.

“De no poder hacerlo todavía, pueden tomar medidas generales en la casa como son lavar las sábanas con agua caliente para evitar los ácaros, los peluches. Limpiar muy bien las alfombras, cambiar las cortinas de tela por persianas y no fumar en la casa. Además, de no usar químicos muy fuertes. Afuera del hogar, evitar salir en horas picos de congestión automovilística”, complementa.

Lavados nasales

Los lavados nasales con agua salina ayudará considerablemente a los que sufran con los fuertes síntomas de las alergias debido a que limpia la mucosa nasal del alergeno.

“Eso ayuda mucho para la respiración. Con una jarrita por una nariz se echa el agua salina y sale por el otro lado. Eso limpia la mucosa nasal y ayuda a que la persona no tenga tantos estornudos ni tantas molestias por el alergeno que probablemente se ha pegado a la mucosa nasal”, señala Alexandra Lokee.

Los lavados de agua salada (lavado o irrigación con solución salina) ayudan a mantener las fosas nasales abiertas al lavar el moco espeso o seco. También pueden ayudar a mejorar el funcionamiento de los cilios que ayudan a destapar los senos paranasales . Esto puede ayudar a prevenir que se propague la infección a los otros senos paranasales y reducir el goteo retronasal . También puede hacer que sienta menos molestia en la nariz al mantener húmedas las membranas mucosas .

Usted puede comprar gotas nasales salinas en una farmacia, o puede preparar la solución salina usted mismo: Añada 1 taza (240 mL) de agua destilada en un recipiente limpio. Si usa agua del grifo, hiérvala primero para esterilizarla, y luego déjela enfriar hasta que esté tibia.

Añada 0.5 cucharadita (2.5 g) de sal al agua.Añada 0.5 cucharadita (2.5 g) de bicarbonato de sodio.

Usted puede almacenar solución salina casera a temperatura ambiente por 3 días.

Para usar la solución salina casera como lavado nasal: Llene una jeringa médica grande, un frasco blando de rociado o una taza de lavado nasal (como un Neti Pot o “rinocornio”) con la solución salina, inserte la punta dentro de una fosa nasal y rocíe suavemente. Apunte el chorrito de solución salina hacia la parte trasera de la cabeza, no hacia arriba. El lavado salino debería entrar por la nariz y salir por la boca o el otro lado de la nariz.Suénese la nariz suavemente después del lavado salino a menos que su médico le haya dicho que no se suene la nariz. Repítalo varias veces todos los días. Lave la jeringa o el frasco después de cada uso.

A continuación se incluyen algunos aspectos para tener en cuenta: Hágase el lavado salino antes de usar sus otros medicamentos nasales. El lavado ayudará a que los senos paranasales absorban el medicamento. Usted puede entibiar la solución salina un poco. Pero asegúrese de que no esté caliente.El lavado salino puede causarle una sensación de ardor en la nariz las primeras veces que lo use. La mayoría de las personas se acostumbran al lavado después de hacérselo unas veces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *