Niña quedó Paralítica Post covid

Compartir

El caso de una niña de cuatro años ha causado sensación en redes sociales. Y es que, la infante quedó paralítica debido a las complicaciones ocasionadas por la COVID-19 en Estados Unidas (EE.UU).

La menor de edad, quien quedó postrada en una silla de ruedas, estuvo internada más de ocho meses en dos hospitales de EE.UU. y Nuevo México. Luego de superar la enfermedad, la pequeña recibió el alta médica.

De acuerdo con la madre de la niña, Casandra Yazle, su hija empezó a perder la fuerza en sus brazos, por lo que fue llevada en avión a un nosocomio, donde le detectaron el coronavirus y mielitis trasversa aguda.

Médula espinal inflamada

Asimismo, el personal médico del Hospital Carie Triangle, donde fue hospitalizada por tres meses tras haber pasado por el nosocomio de la Universidad de Nuevo México, situado en la ciudad Albuquerque, la médula espina de la menor se inflamó a causa de la COVID-19.

“Estoy tan agradecida al personal de UNM, los doctores, los directores, las enfermeras. Han hecho tanto por Stella. Les agradecemos a todos. Ella les dice a todos que los ama, les pregunta si están bien y los llama sus amigos”, mencionó la mamá de la valiente paciente.

Cabe mencionar que especialistas del Centro Médico John Hopkins, un tercio de los pacientes diagnosticados con mielitis se recuperan por completo o casi por de la afección viral. El coronavirus puede causar una respuesta hiperactiva del sistema inmunológico, que puede generar la hinchazón de la médula espinal.

¿Qué es la mielitis transversa?

Según los expertos de Salud de Mayo Clinic, la mielitis transversa es una inflamación de ambos lados de una sección de la médula espinal. Este trastorno neurológico a menudo daña el material aislante que cubre las fibras de las células nerviosas (mielina).

La mielitis transversa interrumpe los mensajes que los nervios de la médula espinal envían a todo el cuerpo. Esto puede causar dolor, debilidad muscular, parálisis, problemas sensoriales o disfunción de la vejiga y el intestino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *