Alumnos en Florida hoy afrontan la peor ola de covid

Compartir

Miami.El regreso a la escuela en Florida (EE.UU.) es una pesadilla para estudiantes y padres de familia que están sometidos no solo a la “peor ola” de la covid-19 y nuevos récords de hospitalizaciones, sino a peleas con visos políticos entre el gobernador Ron DeSantis y los distritos escolares locales que sí quieren las mascarillas.

Tras las vacaciones estivales, los estudiantes de las escuelas públicas de Broward, condado mayoritariamente demócrata, volvieron este miércoles a clase con mascarillas obligatorias, una medida que el Gobierno del republicano DeSantis prohíbe a pesar de que este estado es el centro de la nueva ola de la covid-19 que sacude el país.

 

Las autoridades del distrito escolar de Broward, al igual que las del condado de Alachua, decidieron desafiar la norma promovida por DeSantis según la cual en Florida solo los padres pueden decidir si sus hijos llevan o no mascarillas a la escuela.

 

Broward y Alachua optaron por aplicar las recomendaciones de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) para proteger a los alumnos de la rápida propagación de la variante delta y hacer obligatorio el uso de tapabocas en las escuelas.

 

Otros condados, como Miami-Dade, donde las clases se reanudarán la semana próxima, van a decidir en estos días si se suman a la rebelión contra una medida legal que ha sido calificada de “irracional” y ha sido ya objeto de demandas en los tribunales por parte de padres con hijos en edad escolar.

 

El superintendente de las escuelas públicas de Miami-Dade, Alberto Carvalho, aseguró ante la junta estatal que el condado “hará lo correcto” y se atendrá a las consecuencias “como insignia de honor”.

 

La Junta de Educación de Florida ya se pronunció a favor de sancionar a las autoridades de las escuelas públicas de Broward y Alachua con, por ejemplo, la destitución o la retención de fondos y salarios, pero no ha tomado medidas concretas por ahora.

 

La confusión reina en un estado con 67 condados, los del sureste los más poblados, donde las reglas cambian, la demandas pululan y la pandemia crece. (FIN) EFE/CFS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *