Escuela rural en Total Abandono

Compartir

El local de la Escuela de la comunidad de Barrio Florido es una bomba de tiempo que podría cobrar la vida de los estudiantes o de los docentes.

La infraestructura se cae a pedazos y los funcionarios de la Dirección Regional de Educación y la alcaldesa de la Municipalidad de Punchana no toman interés en este problema, pese a las alertas presentadas por la directora.

 

Nuestro medio visitó in situ, la comunidad de Barrio Florido en donde se logró evidenciar el avanzado deterioro de la infraestructura de la Institución Educativa Primaria Secundaria N° 60196.

La Directora Encargada , Silvia Rodríguez Chú,  declaró que las autoridades regionales y municipales competentes aún no atienden  las exigencias de intervención pese a tener pleno conocimiento.

“…Preocupados hemos presentado, al inicio de este año, oficios solicitando la refacción de la Institución Educativa, tanto a la Municipalidad Distrital de Punchana como al Gobierno Regional de Loreto”, expresó Rodríguez Chu.

Alertó que ha sido ignorada por ambos niveles de gobierno.  “…no hemos tenido la atención de la alcaldesa de Punchana. Sólo nos atendió el teniente alcalde pero no hemos tenido ninguna visita por parte de los funcionarios de la municipalidad […] tengo conocimiento que han venido a verificar los funcionarios del área de infraestructura de la DREL., pero sólo vienen a tomar fotos nada más […] han venido como 2 o 3 veces en lo que va del año, indicó Silvia Rodríguez.

 

Durante la entrevista no dudó en simplificar la real situación de la escuela.  “…La institución educativa se encuentra en un total abandono y  no cuenta con agua”, dijo la directora de la escuela.

 

Asimismo instruyó que los docentes, de manera voluntaria, viajan hasta la zona para dictar clases de reforzamiento escolar entre 1 o 2 veces por semana.  “…Realmente es un riesgo. Pedimos a las autoridades tomen atención a las grandes necesidades de la institución educativa ya que, es la única que atiende a estudiantes que vienen de las diferentes comunidades vecinas a Barrio Florido”,  exhortó Silvia Rodríguez Chú.

 

En el recorrido se evidenció el cielo raso apolillado en todos los pabellones, las paredes gravemente rajadas con peligro de colapso, pisos quebrados y las calaminas, de todo el colegio en general, podridos que generan goteras.

 

Se debe recordar que, el Gobierno Regional de Loreto viene gastando millones de soles en los proyectos de construcción y ampliación de diferentes centros educativos de la región, pero no puede destinar partidas presupuestales para refaccionar escuelas rurales que se vuelven un peligro para el estudiantado y comunidad en general.  (Patrick López)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.