ENCARCELAN ASALTANTES

Compartir

El Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria de Maynas dictó siete meses de prisión preventiva contra Samuel Pastor Villacorta y Cristian Paúl Flores Ramírez.

Ambos presuntos delincuentes durante una persecución policial habrían ocasionado un trágico accidente de tránsito, que tuvo como saldo la muerte de una menor de edad, el último 30 de diciembre.

La decisión del juez Robert Luis Chumbimune Porras fue motivada a fin de que la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Maynas prosiga las investigaciones correspondientes que den lugar a una posible formalización de la acusación contra los aún sospechosos; y –consecuentemente- la posterior sentencia del Poder Judicial.

De acuerdo la hipótesis presentada por la referida Fiscalía, los investigados habrían cometido un total de seis delitos: Contra el patrimonio, (01) robo agravado, en agravio de una persona en proceso de identificación; Contra la administración pública, (02) violencia contra la autoridad agravada, en contra de la Policía Nacional del Perú, y el efectivo policial Ernesto Rafael Chicama Mozombite; (03) fuga del lugar de accidente de tránsito, en agravio del Estado; contra la vida, el cuerpo y la salud, (04) homicidio culposo agravado (por inobservancia de reglas de tránsito) en agravio de una menor de edad; (05) lesiones culposas, en agravio de Jorge Chanamé Acosta, Marielethy Correa Mosquera y de un menor de edad; (06) homicidio culposo agravado (con presencia de alcohol en la sangre), en perjuicio de Alonso Rengifo Salazar.

Christian Paul Flores Ramírez se encuentra bajo custodia policial, debido a que se debate entre la vida y la muerte en una cama del hospital Regional de Loreto.

Un oficio enviado al Jefe de la Policía Judicial de Iquitos da cuenta que Flores Ramírez se encuentra en condiciones no favorables, para quien solicitaron la custodia policial. Mientras Samuel Villacorta Pastor fue llevado a la carceleta del Poder Judicial, donde ya le dictaron 07 meses de prisión preventiva para ambos.

 

Al exterior del Poder Judicial un gran número de ciudadanos, junto a la madre y demás familiares de la pequeña Sahori, exigían justicia para la niña de 10 años que fue atropellada por unos delincuentes que tras cometer sus fechorías huían de la policía a bordo de una motocicleta.

La protesta ciudadana se llevó a cabo en el momento que se desarrolla el juicio preliminar de los implicados en la muerte de la menor. Por lo cual, las puertas del palacio de justicia de Loreto tuvieron que ser resguardadas por un gran contingente policial a fin de prevenir algún altercado con los civiles.

“Nada va devolver la vida de mi hija, solo pido a las autoridades que hagan justicia por la muerte de mi niña. No debe quedar impune” dijo María Letty, madre de Sahori.

Este hecho ha causado gran indignación entre la población iquiteña, quienes a través de las redes sociales también exigen un castigo ejemplar para los dos delincuentes implicado en la muerte de la menor. (W. Junnas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *