ANCIANO MUERE EN UNA SILLA

Compartir

Vendedoras de anticucho ubicadas en la esquina de la plaza Abelardo Quiñones (plaza roja) se disponían sacar su venta cuando de pronto un anciano se acercó a sentarse en la venta de una de ellas para luego fallecer al instante.

 

“Estamos sacando nuestras cosas para vender y el abuelito nos pidió silla. Pensando que iba a consumir algo, le dijimos que espere y de la nada se quedó duro. Ya hemos llamado a la policía. Dicen que vive por acá cerca, pero no le conocemos”, señaló una de las vendedoras del lugar.

 

Hasta el cierre de esta nota, el serenazgo de San Juan viene resguardando el cadáver hasta que lleguen las autoridades competentes. Eso también hasta que puedan dar con familiares del difunto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.