Agreganos: rss-icon-transparentpng  FACE twitter 

 

  

Miercoles 22 de Octubre del 2014

 
 


 

PEAM no puede recuperar el préstamo hecho a EPLAMSA

PEAM no puede recuperar el

Malos manejos en la empresa de productores lácteos del Alto Mayo – EPLAMSA, han ocasionado, que desde su creación en el año 1997, no puedan hasta la fecha, cancelar el préstamo desembolsado por el Proyecto Especial Alto Mayo – PEAM, para su implementación. En el año 2007 EPLAMSA llega a un acuerdo con el PEAM y suscribe un contrato de préstamo de capitalización, por la suma de 58 mil 800 dólares, el cual fue destinado para el financiamiento del proyecto de inversiones para la instalación y puesta en funcionamiento de una planta procesadora de leche, la cual se instaló en el distrito de Soritor, provincia de Moyobamba. Sin embargo, y a pesar del compromiso asumido, se entró nuevamente en incumplimientos de pago, a pesar de los reiterados pedidos a la gerencia de esta empresa, para que cumpla con los pagos establecidos luego del préstamo. EPLAMSA en todos sus años tuvo numerosos gerentes, ninguno de los cuales pudo aplicar mecanismo alguno o estrategia financiera para sacar adelante a dicha empresa. Este hecho que se puede evidenciar en su deuda impaga al PEAM y en sus balances anuales. En el 2008, el Gobierno Regional autorizó al Procurador Público Regional, a iniciar las acciones legales del caso, a fin de hacer efectivo el cobro de las acreencias, que sumado entre capital, moras e intereses, ascendía a la suma de 119 mil 924 dólares, demandándose entonces a EPLAMSA en un proceso de ejecución de garantías, en el cual de no cancelarse la suma demandada, se procederá al remate de los bienes inmuebles entregados en calidad de garantía hipotecaria. Ese mismo año EPLAMSA intenta vanamente acogerse a la recordada Ley PREDA, para lo cual recurre incluso al Poder Judicial, que en primera y segunda instancia, resuelve declara improcedente su solicitud de acogerse a este Ley que propugnaba la amnistía para los agricultores y ganaderos con deudas pendientes al Estado. Esto debido a que en dicha Ley no se incluía a las deudas judicializadas. Recién en el 2009, cuando la gerencia estaba a cargo de José Luís Sánchez Dávila, se busca refinanciar la deuda y empezar a amortizar la misma, realizando el pago únicamente 4 cuotas de mil 200 dólares cada una, luego de lo cual se olvidaron de seguir cumpliendo con el pago de las restantes 28 cuotas. Por este motivo, y habiendo culminado todo plazo para la cancelación de la deuda, el Proyecto Especial Alto Mayo, quedó expedito para proceder a ejecutar las garantías hipotecarias, con lo cual por lo menos 3 socios de esta empresa perderían sus propiedades hipotecadas. También sería rematada la propiedad donde hasta hace unos meses aun venía funcionando dicha empresa de lácteos en el distrito de Soritor.

Share on Myspace
Cerrar