Viernes 21 de Noviembre del 2014

 

     Agreganos: rss-icon-transparentpng  FACE twitter 

 

  

 
 


 

MIS HIJOS ME “SANGRAN” TODOS LOS DIAS

 

MIS HIJOS ME SANGRAN TODOS LOS DIASTengo tres hijos que han resultado super gastadores y están a punto de secar mis ahorros. Cuando les he reclamado, me han dicho que ellos son mi propia sangre y deben compartir todo lo que tengo. Además, me han advertido que cuando tenga que despedirme de este mundo, todo quedará para ellos. El problema se inició con fuerza cuando quedé viuda. El primero, que estudia derecho, me dijo que ahora forman parte de una sucesión intestada y todo lo que dejó mi difunto esposo les pertenece casi la mitad. No me han obligado a vender las cuatro casas y simplemente me piden, que los entregue parte de los alquileres. Según ellos, de la mitad de todos los bienes y del dinero que generan, les corresponde la cuarta parte. Ellos insisten que en una sucesión intestada la mitad debe ser repartida en cuatro partes.Ellos son tres de las cuatro partes y yo completo la cuarta de esa mitad. El gran problema es que yo trato de ahorrar al máximo y ellos lo único que saben es despilfarrar todo la plata que ahorramos. Los fines de semana gastan dinero en francachelas y otras reuniones nada santas con sus amigas y amigos. Para resolver este problema me han aconsejado que avance la sucesión intestada para definir cuanto le toca a cada uno de los bienes. Si hay cuatro casas, dos casas me corresponden y las otras dos casas debo repartirlas en cuatro partes. De esa manera podría resolver este problema. Sin embargo, me preocupa que ellos piensen que cuando reciban su parte ya no les interesará su madre. Todo esto me tiene super contrariada y por eso le escribo a fin de que me oriente qué hacer en esta coyuntura. Temo que mis hijos se lleven su parte y terminen abandonándome. Su lectora de siempre, CLOTILDE, espera su consejo orientador.

RESPUESTA Conviene que avances la sucesión intestada, para evitar fricciones sobre la herencia. Hay familias, que llegan a extremos violentos. Dialoga con ellos y orientales que deben aprender el valor del ahorro para no acabar lo que les dejó como herencia su padre.

Share on Myspace